Crisis sanitaria en Pekín afecta a Animales Fantásticos 3 y a un parque con Harry Potter

Esta semana, la ciudad china de Pekín empezó a imponer medidas sanitarias para combatir una nueva ola local de contagios de COVID-19. Las medidas impactarán a varios negocios no-esenciales, incluyendo a dos medios de entretenimiento con conexión directa al Mundo Mágico de Harry Potter y Animales Fantásticos.

El primero de ellos es el parque temático Universal Beijing, el cual cuenta con atracciones basadas en la saga de Harry Potter. La revista That’s señala que, a partir de este viernes 29 de abril, los visitantes del parque temático “deberán mostrar prueba de un examen viral de COVID-19 emitido en las últimas 24 horas.” Esta medida complementará otras que ya aplicaban hasta la fecha, tales como “escanear [la app gubernamental] Beijing Health Kit al llegar, mostrar una identificación válida, y mostrar un código de reservación” de entrada previamente tramitado.

Más allá de las medidas sanitarias impuestas en Universal Beijing, That’s señala que “el centro turístico seguirá operando de manera normal.”

El otro medio de entretenimiento pottérico afectado por los cambios sanitarios en Pekín es la industria del cine. El nuevo filme Animales Fantásticos: Los Secretos de Dumbledore se exhibe en cines chinos desde el pasado 8 de abril, aunque la película mágica ha tenido una terrible recaudación en China debido al cierre de casi la mitad de los cines locales para prevenir la dispersión de COVID-19 en regiones clave del país. Un cable noticioso de la agencia Reuters confirma que una fracción de las salas cinematográficas de Pekín ya se unieron a este cierre. Citando a Reuters (vía el portal árabe Zawya):

“Casi una quinta parte de las salas de cine en Pekín habían cerrado para el miércoles, [aunque este porcentaje es] menor que el 46% [de cines cerrados] a nivel nacional, de acuerdo con el rastreador de datos de taquilla Dengta.”

El periódico chino Global Times señala que el cierre de negocios no-esenciales en Pekín también afectó a otros negocios que van “desde teatros hasta restaurantes y sitios turísticos,” de los cuales “algunos están deteniendo sus operaciones y otros están controlando el flujo de visitantes para disminuir los riesgos” de contagio. Dicho eso, “no han habido cierres de negocios generalizados, ya que los funcionarios [locales] buscan minimizar las disrupciones económicas” que podrían desencadenar las medidas anti-COVID tanto en Pekín como en China.

¿Pensaste en alguien mientras leías esto? Comparte esta noticia a través de WhatsApp, , o .